Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Novena parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  9/10/2009 | Psicologia , Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas. | |
Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Novena parte.6

SUEÑO HIPNÓTICO PROFUNDO.

 

Esta etapa se caracteriza por la profundidad de la hipnosis, que hace que cuando el sujeto despierte no recuerde nada, por lo general, de lo que sucedió durante el sueño hipnótico, independientemente de que no se le haya dado una sugestión posthipnótica de amnesia. Se considera como una fase de hipnosis profunda y esto implica necesariamente un mayor cuidado en su utilización, porque un error determinado puede ocasionar daños al paciente, cometer yatrogenia que deje dificultades y problemas de difícil recuperación.

 

Uno de los objetivos de esta etapa es la disminución y el bloqueo de algunos órganos sensoriales, como, por ejemplo: la creación de selectividad especial en la audición (sordera selectiva) y la pérdida de la sensibilidad táctil y cutánea (anestesias y analgesias); en fin, se pueden lograr diferentes cambios en los receptores exteroceptivos y provocar el olvido de algún aspecto que se quiera eliminar del recuerdo de un paciente, o todo lo contrario, crear una sugestión posthipnótica con la seguridad casi total de que no se dejará de cumplir la acción indicada.

 

En esta etapa el sujeto se encuentra profundamente dormido, tiene poca sensibilidad y a veces ésta desaparece por completo, aunque generalmente están presentes los reflejos tendinosos, que son aumentados; la conciencia está muy disminuida y existe una fuerte inhibición cortical.

 

En dependencia de si se comienza la sesión ese día o de si es continuación de la fase anterior en la misma sesión, se aplica el signo-señal y se busca un fuerte grado de inhibición del sujeto.

 

Algunos especialistas prefieren producir anestesia superficial antes de provocar la sordera selectiva. Consideramos que el grado de rapport alcanzado hasta aquí es bastante fuerte y nos permite trabajar cualquier aspecto antes, pero si no hay suficiente experiencia se puede invertir el plan y trabajar con anestesias superficiales antes de provocar la sordera.

 

BLOQUEO DEL RECEPTOR AUDITIVO (SORDERA SELECTIVA).

 

El objetivo de este ejercicio es provocar una selectividad en el receptor auditivo que traiga como consecuencia que sólo sea escuchada la voz del hipnotizador y que cualquier otro estímulo sonoro no sea escuchado por el sujeto ni supere la voz del hipnotizador en intensidad estimuladora.

 

Para lograr este objetivo se refuerza el relajamiento y el sueño del sujeto diciendo: Duerma... duerma... profundamente... tranquila y profundamente... respire... suave... tranquilo... tiene mucho sueño... mucho sueño... mucho sueño... duerma profundamente…

 

El hipnotizador coloca ambas manos sobre los oídos del sujeto y continúa diciendo: Ahora... sus oídos quedarán cerrados... cerrados a todos los ruidos...todos los sonidos… sólo le interesa mi voz...no sentirá nada más que mi voz... sólo escuchará mi voz... exclusivamente mi voz... no sentirá ningún ruido... por fuerte que sea... ninguna otra voz... sólo la mía... sólo la mía... sus oídos están cerrados

a todo lo que no sea mi voz... sólo escucha mi voz... imposible que usted pueda escuchar nada que no sea mi voz... nada podrá perturbar su sueño... sólo escucha mi voz... duerma... duerma.., tranquila y profundamente... sólo escucha mi voz... sólo mi voz…

 

Se retiran las manos de los oídos del sujeto y se continúa con las mismas sugestiones.

 

Existe un medio para comprobar si se ha cumplido el objetivo. Hacemos un pequeño ruido con una silla y observamos al sujeto para ver si tiene alguna manifestación que nos permita determinar si lo escuchó. También se pueden dar dos palmadas y observar las reacciones del sujeto. Cuando existe una verdadera selectividad auditiva, al sujeto ni tan siquiera le vibran los párpados.

 

El fenómeno anterior se debe a que se ha formado una fase paradojal de inhibición de la corteza donde sólo se responde a estímulos débiles, en este caso a la voz del hipnotizador.

 

ANESTESIA SUPERFICIAL.

 

El objetivo de la anestesia superficial es reafirmar el grado de profundidad de la hipnosis del sujeto, aumentar la sugestibilidad y comprobar si efectivamente está ocurriendo en el sujeto lo que le estamos sugiriendo.

 

Primeramente trataremos de provocar anestesia en la mano y el antebrazo del sujeto. Para lograr este objetivo, el hipnotizador puede apretar fuertemente la zona inicial del biceps braquial izquierdo para dificultar la circulación y dar pequeños golpes con un dedo en la mano y el antebrazo con vistas a estimular el efecto, e inmediatamente se comienza con las sugestiones verbales.

 

Usted comenzará... a sentir en su mano y antebrazo... una sensación de entumecimiento... de calambre... cada vez más calambre... su cuerpo... relajado... totalmente relajado... usted duerme... profundamente... tranquila y profundamente... a medida que yo toco su mano y antebrazo... éstos comienzan a sentir… como una anestesia …(se suelta el brazo izquierdo del sujeto) poco a poco... se hace cada vez más fuerte... es como si se le pusiera un guante en la mano izquierda... que le cubre hasta el antebrazo... ya usted no siente nada... no tenga miedo... duerma... duerma... tranquila y profundamente... cada movimiento... de su respiración... lo hace dormir…más profundamente... imagine ahora... imagine ahora... que tiene puesto un guante... un guante grueso de cuero... que le protege... creando insensibilidad… una falta de sensibilidad total... en la mano y el antebrazo... ya usted no es capaz de sentir dolor... su brazo y su mano... están anestesiados... insensibles... imposible sentir... no siente nada su mano... ni su antebrazo izquierdo... están anestesiados… anestesiados... imposible sentir... imposible sentir... en la otra mano toco y usted siente... pero en la izquierda no siente nada... no siente nada... imposible sentir...

 

A continuación se toma un objeto puntiagudo (una aguja, un alfiler) que debe estar esterilizado y cerca, y se pincha el brazo izquierdo para observar las reacciones del sujeto. Cuando se logra producir el fenómeno, no existe ninguna reacción, sino que hay una marcada insensibilidad.

 

Imposible sentir... su brazo está anestesiado... yo pincho su otro brazo y usted lo siente... pero en el izquierdo no siente nada...

 

Se debe realizar una comparación tocando con el objeto puntiagudo ambas manos y observar la reacción del sujeto. La respuesta esperada y natural es retirar la mano derecha y dar muestra de dolor, y no sentir nada en la izquierda. Si el ejercicio fue positivo, se procede a eliminar la falta de sensibilidad de la mano y el antebrazo.

 

Duerma... duerma tranquila y profundamente... usted tiene mucho sueño... mucho sueño... usted tendrá sensibilidad otra vez... cuando yo cuente hasta tres... usted tendrá de nuevo sensibilidad... en su brazo izquierdo tendrá de nuevo sensibilidad... su brazo izquierdo tendrá de nuevo sensibilidad... cuando yo cuente hasta tres... y dé un pequeño toque en su mano... usted tendrá sensibilidad nuevamente en su brazo izquierdo... uno... sentirá de nuevo sensibilidad en su brazo izquierdo... dos... no tenga miedo... tres... ya usted es capaz de sentir... ya su brazo no está anestesiado... su brazo izquierdo ya lo siente todo...

 

Se debe estimular el brazo izquierdo con el objeto puntiagudo para comprobar si efectivamente ya se tiene sensibilidad y existe reacción de dolor ante el pinchazo.

 

Otra forma de producir este mismo fenómeno es pasando sobre la mano y el antebrazo un algodón mojado en un líquido frío o en alcohol, y sugerir que es anestesia, que provocará insensibilidad local en su brazo.

 

Se utiliza el mismo procedimiento anterior de repetición constante de la sugestión verbal.

 

Generalmente esta forma de provocar anestesia es más efectiva. Las indicaciones son las siguientes: Su cuerpo está totalmente relajado... sus párpados pesados... cansados... pegados... usted está profundamente dormido... ahora yo le aplicaré un anestésico... lo aplico sobre su mano y antebrazo... un anestésico de acción rápida… muy efectivo... A medida que usted sienta el líquido... sentirá una sensación fría… que le anestesia la mano y el antebrazo... no tenga miedo... no tenga miedo... su mano y antebrazo... están totalmente anestesiados... imposible sentir... imposible sentir, imposible sentir... usted no siente ninguna estimulación...


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado