Enfermedad cerebrovascular. Factores clinicos epidemiológicos
Autor: Dr. Leandro Guzmán Domínguez | Publicado:  22/10/2010 | Neurologia | |
Enfermedad cerebrovascular. Factores clinicos epidemiológicos .2

Otros estudios han demostrado que el embarazo y el parto ocasionan accidentes cerebrovasculares en unas 8 de cada 100,000 mujeres. Lamentablemente, un 25 por ciento de los accidentes cerebrovasculares durante el embarazo terminan en la muerte y los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos, aunque son raros, constituyen aún la causa principal de muerte materna en los Estados Unidos. La hemorragia subaracnoidea, en particular, ocasiona de una a cinco muertes maternas por 10,000 embarazos. (11,12)

Por otra parte la Organización Panamericana de la Salud ha ofrecido datos de tasas de mortalidad por enfermedad cerebro vascular que sobrepasan el 61,5 por cien mil habitantes y representa el 12,4 por ciento del total de las defunciones anuales en países de Centro América, el Caribe y América del Sur. En Venezuela la tasa de prevalencia de la enfermedad cerebro vascular se encuentra por encima del 61,5 por cien mil habitantes y se ubica entre las tres primeras causas de muerte o invalidez en los pacientes. (8).

En un estudio realizado en Sabaneta Colombia, en una población de 13.588 sujetos de la misma región, se encontró una incidencia anual ajustada por edad y género de 0,89/1.000. En este estudio, el comportamiento en cuanto a género y edad fue similar al de otras poblaciones, si bien fue mayor en el género masculino, 1,1/1.000 versus. 0,61/1.000 y se triplicó sobre los 60 años. (13)

La sociedad ecuatoriana de neurología reporta que la enfermedad cerebro vascular es la tercera causa de muerte y la primera causa de invalidez tratándose de una enfermedad que no respeta edad, sexo, raza, ni condición social y que en muchas ocasiones afecta a individuos en las etapas más productivas de sus vidas. A pesar de esto la mayoría de las personas no están conscientes de la gravedad de la enfermedad y de los factores de riesgo que favorecen su aparición y desarrollo. Se estima que para el año 2010 el número de defunciones por causas vasculares isquémicas en América Latina y el Caribe será de 1 100 000, lo que represen¬tará casi el 50% de las defunciones por enfermedades no transmisibles. (8).

En América la pérdida se estimó en 3 millones de años con discapacidad y más de 9 millones de años de vida saludable perdidos, se encontró que, según el indicador de Años de Vida Potencial Perdidos, la mortalidad por enfermedades vasculares fue más alta en Argentina, tanto para hombres como para mujeres; en orden de importancia le siguieron Trinidad To¬bago, Surinam, Brasil, Venezuela, y El Salvador. Los países con las tasas más bajas fueron Canadá, Costa Rica y Chile. (8,14, 15)

La enfermedad cerebrovascular constituye una de las principales causas de muerte e incapacidad en Cuba. De acuerdo con la organización panamericana de la salud en el 2006 estos eventos ocasionaron una mortalidad de 72,6 x 100 000 habitantes y ocuparon el tercer lugar dentro de las causas de muerte en nuestro país, la mayor de los últimos 5 años. (8,17)
Se reporta una pérdida de 3,9 años de vida potencial y es responsable del 13,5% de los fallecimientos hospitalarios. (8)

En un estudio realizado en el Hospital “Celia Sánchez Manduley” de Manzanillo, durante el año 1998 donde se abordó el comportamiento epidemiológico de las formas de presentación del ictus hemorrágico. Se halló que la morbilidad por hemorragia intraparenquimatosa triplicó las formas de hemorragia subaracnoidea, dentro de una tasa de 4,1 x 1 000 egresos para ambas; a su vez, la tasa de mortalidad general por éstas fue casi 14 veces superior a la de los procesos de hemorragia subaracnoidea y 4 veces preponderante en términos de letalidad. La edad superior a los 60 años y el sexo masculino prevalecieron para ambas formas de presentación. La hipertensión arterial y las edades superiores a 60 años representaron los factores de riesgo de mayor frecuencia. (19)

La importancia de los factores de riesgo radica en que su identificación permitirá establecer estrategias y medidas de control en los sujetos que todavía no han padecido la enfermedad, prevención primaria, o si ya la han presentado prevenir o reducir las recidivas, prevención secundaria. (20)

JUSTIFICACION

Debido a la trascendencia y magnitud del problema que ocasiona la enfermedad cerebro vascular en el individuo y la sociedad, es motivación dedicar un espacio para el estudio de dicha entidad con el objetivo de describir el comportamiento de esta patología que se ubica entre las tres primeras causas de muerte en el mundo, y esta área de salud no esta exenta de ella, para de esta forma lograr una adecuada identificación tanto desde el punto de vista clínico como epidemiológico en aquellos pacientes donde pueda aparecer tan temida enfermedad por ello creemos indispensable la realización de este trabajo para que sirva en futuros proyectos o investigaciones que tengan como objetivo identificar precozmente la aparición de esta enfermedad y evitar el desenlace fatal en los pacientes.

De manera general esta investigación permitirá:

A las Instituciones Médicas

Identificar el comportamiento de la Enfermedad Cerebrovascular en el área de salud objeto de estudio.

Conocer la incidencia de los factores de riesgos en la aparición de dicha enfermedad.

Establecer acciones de promoción y prevención a partir de sus resultados para una mejor calidad de vida en esta población.

A los Profesionales de la Salud

Identificar a la población portadora de los mayores riesgos a padecer Enfermedad Cerebrovascular en la comunidad estudiada, y realizar una mejor atención a este paciente.

Planificar temas de educación para la salud que permitan elevar la cultura sanitaria a la población y contribuyan de manera efectiva a evitar la aparición de casos nuevos.

Aumentar y profundizar la preparación de los profesionales sobre estas afecciones, permitiéndoles lograr un diagnóstico más oportuno en el debut de estas enfermedades.

A la Sociedad

Que los pacientes consten con los conocimientos que les haría participar de forma activa en la prevención de esta enfermedad.

Aumentar la esperanza y calidad de vida de los pacientes.

Reducir el gasto económico a nivel laboral en los pacientes; así como los gastos millonarios en servicios especializados en unidades de terapia intensiva y rehabilitatorias.

El papel del médico de atención primaria es de gran importancia en la asistencia del enfermo con enfermedad cerebrovascular por varios motivos. Con mucha frecuencia es el primer facultativo que socorre al paciente con un accidente transitorio de isquemia o un ictus, de lo que se deduce que su actuación será capital en el devenir del enfermo.

Debe asumir la situación como una urgencia médica y remitir al paciente a un centro hospitalario de referencia en las mejores condiciones posibles. Por otra parte, el reconocimiento de factores de riesgo vascular en pacientes asintomáticos, base de la profilaxis primaria, es de una trascendencia fundamental; en este aspecto, la ayuda del médico de atención primaria se convierte en irreemplazable.

MARCO TEORICO

El cerebro es una gran masa de tejido blando compuesto de miles de millones de células nerviosas. Es el principal centro de control del organismo y nos permite ver, oír, saborear, oler, hablar y caminar. También es el centro de control de los pensamientos, las emociones, la memoria, el juicio y la conciencia.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924