Repercusion del apoyo vital avanzado en la atencion al paciente grave prehospitalario
Autor: Dr. Luis Felipe Hernández Hernández | Publicado:  25/11/2010 | Cuidados Intensivos y Cuidados Criticos , Medicina de Urgencias | |
Repercusion del apoyo vital avanzado en la atencion al paciente grave prehospitalario .2

En el grupo de países desarrollados y en vías de desarrollo encabezan la lista de las principales causas de muerte e incapacidad socio laboral los traumas; las enfermedades cardiovasculares y las cerebrovasculares. Por lo que tiene mucha trascendencia en el diseño de políticas de salud poblacional. Las enfermedades cardiovasculares son la causa de 930,000 muertes anuales en los Estados Unidos de América (el 43% del total de todas las muertes). Esto incluye 500,000 muertes por enfermedades coronaria; de éstas la mayoría son muertes súbitas. Más de 156,000 muertes por causas cardiovasculares ocurren antes de los 65 años, y más de la mitad de todas estas muertes ocurren en mujeres. (13-16).

Se estiman que casi 5 millones de años de vida, se pierden cada año en los Estados Unidos por muertes cardiovasculares, en personas de menos de 75 años de edad. La Cardiopatía Isquémica es la primera causa de muerte en cuba, siendo responsable de una de cada 4 muertes que ocurren en el país y representa el 80% de todas las muertes por enfermedades cardiacas en ambos sexos. (2,17).

La tasa de mortalidad y discapacidad como secuela de ella es también preocupante y una de las más altas del país. Según el sexo se observa una sobremortalidad masculina, más evidente para la Cardiopatía Isquémica Aguda, en nuestro país los hombres mueren más que las mujeres por Infarto Agudo del Miocardio a razón de 1:3. Según resultados de la II Encuesta de factores de riesgo Cuba. 2001, la prevalencia en el mayor de 15 años es de 4.5% mientras que por Dispensarización es de 3.1%. (18)

Aproximadamente dos tercios de las muertes súbitas por coronarias, ocurren fuera del hospital y usualmente en las primeras dos horas del comienzo de los síntomas. Es posible que un gran número de estas muertes se puedan evitar con la entrada rápida al sistema de urgencia médica (SUM), a la administración de reanimación cardiopulmonar (RCP) y a la desfibrilación temprana. Además, muchas víctimas de ahogo, sofocación, electrocución e intoxicación de drogas, es posible que pudieran salvarse con la pronta institución de la reanimación cardiopulmonar (RCP) y soporte vital cardiaco avanzado. (19-23)

Los avances en los tratamientos médicos y el estilo de vida más saludable han contribuido sin duda a la disminución de muertes por enfermedades cardiovasculares y por accidente cerebral vascular, pero aún queda lugar para mejorar las estadísticas. Las enfermedades cerebro vasculares predominan en las edades medias de la vida. Según la II Encuesta de factores de riesgo y enfermedades crónicas la prevalencia de Enfermedad Cerebrovascular en mayores de 15 años es de 2.6% mientras que pos Dispensarización es de 0.3% (24)

Los profesionales que brindan cuidados de salud de emergencia deben estar familiarizados con la evaluación y el tratamiento de los pacientes con sospecha de un Accidente Cerebrovascular (ACV), porque éste puede producir signos y síntomas similares a los de otras emergencias cardiovasculares, compromiso obstructivo de las vías respiratorias, hipotensión o hipertensión e inconsciencia. (25)

El Accidente Cerebrovascular (ACV) es una condición de emergencia que se puede contrarrestar con varias terapias médicas y quirúrgicas. El tratamiento exitoso de la persona con un Accidente Cerebrovascular (ACV) agudo está ligado al trasporte rápido al hospital, ya que los tratamientos específicos no se pueden administrar en el lugar donde han ocurrido. (18, 25,26).

El trauma es la mayor causa de muerte e incapacidad en el paciente pediátrico y en la población que incluye desde un año a los cuarenta y cuatro años de edad. El énfasis en la prevención del trauma en este grupo, tendría un impacto de importancia en la morbilidad y mortalidad. En la mayor parte de los países del mundo, los accidentes aparecen entre las primeras causas de muerte para todas las edades, aunque con mayor incidencia en los niños, jóvenes y adultos mayores, de acuerdo con el tipo de accidente. A escala mundial se informa anualmente un cuarto de millón de fallecidos por esta causa; ocurre una muerte cada cinco segundos y un traumatismo cada dos segundos. (27-30).

Los años de vida útil perdidos por accidentes superan a los que originan el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, resultando también elevada la mortalidad. En América Latina se estima que la tasa de mortalidad por accidentes, en menores de 20 años es de 150 a 200 por 100 000 habitantes. Se calcula además, que en el mundo se producen de 100 a 200 lesionados por cada fallecido y hay autores que plantean que pueden llegar a 1000. Se estima mundialmente entre el 20 y 40% de las camas hospitalarias están ocupadas por lesionados cuya estadía es más prolongada que en otras patologías. La mayor incidencia es en el sexo masculino. Los accidentes de tránsito son los de mayor gravedad y las caídas son las más frecuentes de lesiones no mortales. En los jóvenes es elevada la tasa de morbilidad y muchos de ellos quedan con discapacidad temporales o permanentes. (31-33).

En Cuba los accidentes constituyen un verdadero problema de salud (5ta causa de mortalidad general). Ocuparon en el 2002 la tercera causa de años de vida potencialmente perdidos, entre las 10 primeras causas de muerte, con una tasa de 8.3 por 1000 habitantes. Sólo superada por las enfermedades del corazón y los tumores maligno. Dentro de los accidentes, los de tránsito y las caídas son los responsables de casi 70% de los fallecidos. Los accidentes aportan, aproximadamente 3.6% de las defunciones en los menores de un año, 29.1% de las muertes preescolares y 44% en los escolares. En los adolescentes representan 41%, 18 en menores de 15 años y 21% en menores de 20 años. En nuestro país el costo de los accidentes es muy alto, no solamente en cuanto a los gastos relacionados con la atención médica, sino por las pérdidas temporales de días de trabajo y escuela, las discapacidades que producen y las pérdidas de vida. Para la medicina familiar es importante conocer los accidentes por la elevada morbilidad, invalidez, el gran número de crisis familiares que originan y al elevado costo económico y social. Constituyen los accidentes un serio problema no sólo de salud, sino económico y social. (34).

En Baracoa la situación sanitaria está siendo afectada desde hace varios años por enfermedades crónicas no transmisibles como, las enfermedades del corazón y las cerebrovasculares entre otras. En el año 2006 constituyeron el 56,4% del total de muertes por todas las causas. Observándose un incremento en la mortalidad a medida que avanza la edad y un predominio del sexo masculino.

La Morbilidad por Enfermedades del corazón es de 2228 con 51 fallecidos y una tasa de letalidad de 1,1%. Constituye la tercera causa de mortalidad y de años de vida potencialmente perdidos. El 20,8% de los pacientes que sufren un infarto del miocardio muere y se dejaron de vivir 9 años por cada 10 000 habitantes a causa del infarto agudo del miocardio.

Las Enfermedades cerebrovasculares constituyen la segunda causa de mortalidad y de años de vida potencialmente perdidos (por cada 10 000 habitantes se dejaron de vivir 16 años por Enfermedades cerebrovasculares). El 22,6% de los pacientes que sufren un ictus muere por Enfermedades cerebrovasculares.

Los accidentes constituyen una de las principales causas de morbimortalidad en el mundo y Baracoa no escapa de esta situación, mostrando causas que oscilan entre el 20 y 30 por cada mil habitantes.

Se dice que el presente, será la historia del futuro y en tal sentido lo vivido en las 2 últimas décadas del pasado siglo; representa para nuestro presente una base científica y teórica de incalculable valor, donde ha adquirido gran significación la aplicación de soporte vital avanzado en el paciente grave. El cual promete, no solamente salvar vidas, sino también evitar daño cerebral, prevenir vidas de sufrimientos y desastres económicos.

Se plantean las siguientes preguntas científicas:

¿Cómo influye el Apoyo Vital Avanzado en el manejo del paciente grave prehospitalario?

¿Cuál es el efecto que produce en el comportamiento de los costos?

Las respuestas a estas preguntas, así como precisar su influencia en el nivel de atención hospitalario, relacionado con la estadía, costo; mejorar la calidad de la atención del paciente grave en el ámbito prehospitalario, y proporcionar actuaciones que permitan óptimos resultados, fueron motivación suficiente para emprender este estudio; cuyos resultados aportarán elementos de importancia que contribuirán a perfeccionar el accionar frente a este tipo de paciente en la Atención Primaria de Salud.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924