Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Tercera parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  9/10/2009 | Psicologia , Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas. | |
Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Tercera parte.7

Evidentemente, esto sirve a los propósitos de la acción terapéutica y, Erickson la emplea fuera de la hipnosis y en ello estriba el hecho de que metáfora no es hipnosis, pero al aplicarla adquiere un valor primordial para ésta, pues su uso garantiza activar determinados mecanismos para ayudarse a tomar conciencia de algo que sólo está en la propia dimensión psicológica y personal del paciente, al permitirle llegar a aquellos niveles psíquicos hasta donde la conciencia no puede hacerlo en la vida cotidiana, para entonces, al hallarlos: tocarlos, manejarlos y convertirlos en conscientes.

 

Godín asevera que "las metáforas permiten, en lo particular pasar más allá de las limitaciones psicológicas".

 

Erickson gustaba de hacer historias a sus pacientes, las cuales eran, antes que todo, metáforas útiles.

 

Para que la metáfora sea considerada como tal en el plano terap­éutico, debe ser concebida en el curso de la sesión de forma espontánea y, más que crearla, hay que ponerla en función de lo que necesita el paciente, pues de lo contrario se convierte en una sugestión metafórica por su carácter premeditado y en una factura elaborada de antemano.

 

EL SÍMBOLO.

 

El símbolo es un hecho sentencioso y, en última instancia una representación convencional o imaginaria de algo.

 

Para Erickson, la imagen simbólica tiene un peso importantísimo en su sistema terapéutico, a medida que se profundice en el yo del individuo.

 

No puede haber simbolismo sin imaginación o imaginería, ya que es ahí justamente donde la imagen representa lo simbólico y transporta al paciente a un mundo imaginario, donde las cosas que ve, adquieren para él un valor inestimable. En tanto le movilizan hacia el cambio necesario, cada objeto posee un valor simbólico e intrínseco para la propia dimensión personal del sujeto y esta dimensión es casi siempre emocional y conflictiva. Podríamos decir que el símbolo, al igual que la metáfora -pero por distintos caminos - lleva al paciente a buscar sus verdaderas motivaciones, que son inconscientes y existen en lo más profundo de su ego; de ahí que cuando las haya, comienza a deslindar la senda adecuada para su uso, que le conducirá a modificar su conducta en el mejor sentido.

 

El terapeuta puede reforzar entonces lo que el sujeto ha encontrado, si procede con tacto, y respetando los pasos que este dé, le mostrará el camino de su propio yo, de su verdad y, por ende, de su curación.

 

De ello se deriva que si el paciente utiliza un lenguaje simbólico para comunicarse, el terapeuta deberá hacer lo mismo para poder abordar el problema, facilitar el aprendizaje inconsciente y promover una conducta inteligente.

 

APRENDIZAJE INCONSCIENTE.

 

Está dado como parte del resultado de una psicoterapia eficaz en el acto de aprender, pero aquí significa el resultado de la operatividad de la hipnosis; es decir, si se dirigió hacia lo interno, hacia la verdad del sujeto y hacia el Yo en su profundidad, donde lo más útil es aprender y saber emplear lo aprendido tantas veces como sea necesario, aunque no repare conscientemente en ello.

 

Esto es más bien un dispositivo que se crea (tipo "computadora"), que está guardado y que se activa automáticamente cuando resulta preciso, puesto que se convierte en una información esencial, que se reconoce por si sola para su uso, sin pedir ayuda a nivel consciente para decirle: empléame; de ahí que ella misma se dice:"Me tengo que emplear, porque aprendí a usarme cuantas veces sea necesario y a reconocer tantas situaciones como haya que auxiliar; por tanto, ahora me toca y debo hacerlo, porque ésta es una de las situaciones".

 

El aprendizaje inconsciente es un "biofeedback", una transferen­cia de aprendizaje. Erickson señala que está claro que "el trance presenta un estado activo de aprendizaje, sin la intervención de actos conscientes".

 

OTROS PERSONAJES DURANTE EL PERIODO DE LA NUEVA HIPNOSIS.

 

Otros representantes de la nueva hipnosis son: Rossi, Barber, Arouz, Weitzenhoffer y Godín.

 

Rossi, por ejemplo fue un autor de mucho prestigio y con planteamientos teóricos muy interesantes. Trabajó con Erickson en la última etapa de la vida de éste, abordó en su extenso trabajo determinados elementos como el aprendizaje inconsciente e intentó explicar las bases fisiológicas de la hipnosis, entre otras cosas.

 

Arouz se destacó en la concepción de la autohipnosis negativa, que según él se halla al servicio de la imaginería y de las autosugestiones muy fuertes. A ello agrega que a medida que el pensamiento negativo no es consciente y escapa a la crítica, se dan fases hipnóticas que podían ser por elección y em­plearse también como elementos de hipnosis terapéutica.

 

ANÁLISIS DE LAS CONCEPCIONES CONTEMPORÁNEAS SOBRE LA HIPNOSIS.

 

Hoy nadie duda que la influencia de la sugestión esté presente en toda la vida del hombre desde que se levanta y abre sus ojos, y que su aplicación no tenga nada de misterioso ni sobrenatural, sino que es un procedimiento psicológico que tiene sus leyes y principios y actúa sobre el sistema nervioso del individuo.

 

No podemos conocer el manejo de una técnica si no conocemos su origen y no se estudia su desarrollo histórico social. Por ese motivo hemos reseñado a grosso modo a los principales científicos que a lo largo de estos últimos 200 años lucharon y soñaron porque fuera reco­nocido el uso de la sugestión, como Mesmer, Puységur, Faría, Braid. Esdaile, Bernheim, Charcot, Coué, Pávlov, Milton Erickson y muchos otros que no dejan de tener igual importancia.

 

Pretendemos que en nuestro medio la utilización de las técnicas su­gestivas se aparte por completo de los dogmatismos fanáticos de pasadas y nuevas escuelas, que no se corresponden con un criterio filosófico materialista, y que no se olvide que siempre que utilizamos la palabra, la misma lleva implícita la influencia sugestiva.

 

La sugestión constituye de por sí un recurso psicológico y se ha uti­lizado desde que apareció el lenguaje como medio de comunicación. Su utilización permitió conocer que el hombre es una unidad integral donde hay que tener en cuenta no sólo los aspectos biológicos, sino que tienen también gran significación los psicológicos y sociales.

 

La técnica de la sugestión hipnótica ha sido utilizada bajo los nom­bres de magnetismo, sonambulismo, braidismo, neurohipnotismo, abreacción, psicoanálisis, condicionamiento, sofrología, psicoterapia pro­funda, psicoterapias varias y psicoterapias breves. Pero la realidad es que todas las terapias derivan de una relación inter­personal entre terapeuta y paciente, cuando el primero desea curar y el segundo necesita y requiere ser tratado.

 

El estudio y la investigación de la hipnosis han sido realizados histó­ricamente por científicos de diversos países y se ha demostrado la exis­tencia de un desconocimiento general sobre la naturaleza que origina la sugestión hipnótica, así como sobre las leyes que rigen su acción, pero la revolución científico técnica ha permitido que actualmente ya la hipnosis sea mejor conocida.

 

Hagamos un análisis crítico de la historia del hipnotismo a partir de la posición que tomó Mesmer con su teoría del fluido magnético y de su discípulo Puységur, que no se apartó mucho de su maestro, pero que admitió la posibilidad de la influencia verbal de una persona sobre otra.


Ambas posiciones, materialistas mecanicistas, enmascaraban las ten­dencias mitológicas, idealistas y oscurantistas de la época, y de las cua­les ellos no se apartaron.


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado