Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Tercera Parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  10/09/2009 | Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. , Neurologia , Neurocirugia | |
Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Tercera Parte.17

En los casos en los que no está disponible la historia clínica detallada, es importante recordar que la pérdida del conocimiento pudo haber precedido al traumatismo encefalocraneal (TEC) y quizás fue la que lo causó.

 

Por lo tanto, antes de clasificarlo, siempre debe plantearse el diagnóstico diferencial con otras causas que puedan haber provocado inicialmente el desmayo o pérdida del conocimiento y después el traumatismo encefalocraneal (TEC), tales como una hemorragia subaracnoidea (HSA) por rotura de un aneurisma, un evento cerebrovascular isquémico o por una hipoglicemia.

 

El traumatismo encefalocraneal (TEC) también suele clasificarse teniendo en cuenta las lesiones cerebrales provocadas por el traumatismo y sus dos causas bien diferenciadas.

 

Daño por el impacto (traumatismo primario), contusión cortical, laceraciones, fragmentación ósea, daño axonal difuso, contusión del tronco encefálico.

 

Lesiones secundarias, que se producen después del impacto inicial y comprenden a los hematomas intracraneales, el edema, la hipoxemia, la isquemia (sobre todo, a causa de un aumento de la presión intracraneal (PIC) o por un estado de shock o ambos).

 

La hipotensión que ocasiona el shock rara vez puede atribuirse al traumatismo encefalocraneal (TEC), excepto:

 

  • En estados terminales del traumatismo encefalocraneal (TEC) grave, cuando se verifica disfunción del bulbo raquídeo y colapso cardiovascular.
  • En los niños, en quienes una cantidad importante de sangre puede extravasarse hacia el espacio intracraneal o subgaleal y ser suficiente para provocar un estado de shock.
  • Cuando la hemorragia profusa del cuero cabelludo pueda provocar hipovolemia.

 

En general para lograr una clasificación lo más completa posible hemos utilizado diferentes criterios clínicos, anatomopatológicos, terapéuticos y quirúrgicos.

 

Teniendo en cuenta que la clasificación definitiva de un traumatismo encefalocraneano está determinada por la lesión producida en cada uno de los componentes de la porción cefálica del organismo, el cuero cabelludo, el cráneo y su contenido, el encéfalo, sus cubiertas o por la combinación de dos más de estas lesiones exponemos lo siguiente:

 

Clasificación del traumatismo encefalocraneal (TEC) según la lesión producida en cada uno de los componentes de la cabeza.

 

1.- Lesiones producidas por efectos sobre las partes blandas de la cabeza.

 

Contusiones epicraneales

Heridas epicraneales

Pérdida de tejido epicraneal y excoriaciones.

Laceraciones de cuero cabelludo

Hematoma subgalial

Hematoma subperióstico

Sin lesiones de partes blandas

 

2.- Efectos sobre las partes óseas

 

Fracturas lineales sobre la bóveda craneal

Fracturas deprimidas

Fracturas de la base del cráneo, piso anterior, medio o de fosa posterior

Fracturas de la bóveda con irradiación a la base del cráneo

Fracturas por diástasis de suturas craneales

Fracturas con compromiso de los senos o celdas.

Fracturas en ping-pong en niños menores de un año

Fracturas craneales que afectan a regiones orbitonasales y aureopetrosas.

Fracturas masivas del cráneo o estallamiento de cráneo

 

 

3.- Efectos sobre las meninges.

 

Lesiones no penetrantes, con duramadre intacta

Lesiones penetrantes y/o perforantes, con ruptura de la duramadre, con o sin lesiones cerebrales, con o sin disfunciones neurológicas.

 

4.- Efectos sobre los espacios entre las meninges.

 

Hematoma epidural

Hematoma subdural agudo y subagudo.

Higroma subdural

Hematoma subdural crónico

Hemorragia subaracnoidea

Hidrocéfalo externo

 

5.- Efectos sobre el encéfalo.

 

Conmoción cerebral

Contusión cerebral

Laceración cerebral

Edema cerebral

Tumefacción cerebral

Hemorragia del parénquima cerebral o hematoma intracerebral

Hemorragia o hematoma intraventricular

Neumoencéfalo postraumático.

Sin lesión encefálica.

 

6.- Efectos sobre los nervios craneales.

 

Con disfunción de los nervios craneales I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, y pares craneales bajos IX, X, XI Y XII, en dependencia del nervio o los nervios que estén lesionados, de forma unilateral o bilateral.

Sin disfunción de los nervios craneales.

 

7.- Heridas y lesiones traumáticas encefalocraneanas por proyectiles de armas de fuego.

 

En función a la etiología pueden ser: por balas, por metrallas y por proyectiles diversos.


Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924