Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Tercera Parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  10/09/2009 | Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. , Neurologia , Neurocirugia | |
Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Tercera Parte.24


La epilepsia postraumática

 

Las crisis convulsivas que se presentan después de un trauma encefalocraneano (TEC) se clasifican en convulsiones tempranas y en convulsiones tardías.

 

Las convulsiones tempranas postraumáticas (CTP) se definen como aquellas convulsiones que ocurren dentro de los primeros 7 días del trauma, mientras las convulsiones tardías ocurren después de los 7 días y se les denomina también epilepsia postraumática (EP).

 

Entre los factores de riesgo para la aparición de convulsiones tempranas postraumáticas se incluyen:

 

  • Hematoma intracerebral
  • Fractura deprimida
  • Déficit neurológico focal
  • Amnesia postraumática mayor de 24 horas.
  • Hipoxemia
  • Trastorno hidroelectrolítico (hiponatremia)

 

El uso profiláctico de la fenitoína ha demostrado la reducción de las convulsiones tempranas postraumáticas hasta en un 73%.

 

Se recomienda su uso durante la primera semana después del traumatismo encefalocraneal (TEC) en los pacientes ya anotados con alto riesgo de convulsionar. Cuando el paciente ingresa al servicio de urgencias en nuestro medio se inicia fenitoína 18 a 20 miligramos/kilogramo vía intravenosa (iv) dividido en 3 dosis durante un periodo de 12 horas.

 

Cada ampolla de fenitoína de 250 miligramos debe ser disuelta en 100 cc de solución salina y no utilizar soluciones dextrosadas.

 

Los días siguientes se administra cada día fenitoína 5 miligramos/kilogramo vía intravenosa (iv), o una dosis similar vía oral ó por sonda nasogástrica, que en promedio corresponden a 300 miligramos para un paciente adulto de 60 kilogramos.

 

Cuando se presenta una crisis convulsiva el manejo inicial está dirigido a proteger las vías respiratorias, suministrando una adecuada oxigenación, y aplicando simultáneamente el siguiente tratamiento:

 

Valium 0.3-0.5 miligramos/kilogramo vía intravenosa (iv) directo diluido. No exceder de 1 miligramo / minuto.

 

Inmediatamente aplicar fenitoína 20 miligramos/kilogramo vía intravenosa (iv) disuelta en solución salina isotónica.

 

En ancianos y en niños no exceder de 50 miligramos/min por el riesgo de hipotensión o arritmias cardíacas. Puede repetirse el valium cada 15 minutos hasta por 2 dosis. Si las convulsiones no ceden, llamar al neurocirujano.

 

Los factores de riesgo para el desarrollo de una epilepsia postraumática son:

 

  • Herida por arma de fuego
  • Hematoma intracerebral
  • Fractura deprimida
  • Antecedente de convulsiones tempranas

 

Hasta el momento no se ha demostrado que la fenitoína u otra droga anticonvulsiva sean útiles en la prevención de la presentación de crisis convulsivas tardías. Por lo tanto no se debe dar droga en forma profiláctica después de los 7 días posteriores al trauma.

 

Si la crisis se presenta después de este período, se inicia tratamiento con fenitoína 5 miligramos /kilogramo día vía oral en una sola dosis después de la última comida. Como tratamiento alterno está indicada la carbamazepina a una dosis de 5-10 miligramos/kilogramo día distribuida en 2­ o 3 dosis. En general se recomienda extender el tratamiento mínimo durante 1 año.

 

 


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado