Vaginosis bacteriana, nivel inmunologico y un tratamiento alternativo
Autor: MSc. Dr. Jorge L. Irizar Hernández | Publicado:  27/07/2011 | Ginecologia y Obstetricia , Articulos | |
Vaginosis bacteriana, nivel inmunologico y un tratamiento alternativo .1

Vaginosis bacteriana, nivel inmunológico y un tratamiento alternativo.

Instituto Superior de Ciencias Médicas de Cienfuegos. Facultad de Ciencias medicas de Cienfuegos. Sede Hospital General Universitario. Dr. Gustavo Aldereguía Lima.

MSc. Dr. Jorge L. Irizar Hernández. Especialista de primer grado en Ginecología-Obstetricia. Especialista de segundo grado en MGI. Máster en Medicina Bioenergética y Natural. Diplomado en Homeopatía, Post grado en MNT y Terapeuta floral. Profesor Asistente.

MSc. Lic. Yenima Valdés Gómez. Lic. Ciencias Farmacéuticas. Máster en Medicina Bioenergética y Natural. Diplomada en MNT, Terapia Floral, Fármaco epidemiología y droga. Profesor Asistente.

Resumen

Vaginosis Bacteriana, causa más común de morbilidad de infecciones vaginales con recidivas frecuentes y mala evolución ante tratamientos convencionales.

Se realizaron dos etapas en el estudio: una observacional analítica buscando factores influyentes en el sistema inmunológico, con un grupo estudio compuesto por 60 pacientes con Vaginosis Bacteriana de repetición y 120 mujeres sanas haciendo recogida de datos y exámenes complementarios y un ensayo clínico controlado fase 2 aleatorizado con dos grupos de 30 pacientes tomados del grupo estudio anterior, aplicando Azitromicina más placebo a uno y al Echinacea 30 ch más Azitromicina al otro, muestras tomadas de un universo compuesto por mujeres de 18 a 49 años en el área III de Cienfuegos, de febrero 2006 a junio 2007, respetándose principios éticos, y procesándose los datos por el programa EpiInfo-6.

Los resultados principales: el 86,70% de ambos grupos estaba entre los 20 y 39 años, la malnutrición por exceso o por defecto ocupó el 70% y al 46,67% se le asoció la Anemia, sólo el 10% no presentaba hábitos tóxicos; la secreción como síntoma ocupó el 86,67% seguida por el mal olor con un 83,33% y el signo que predominó fue la secreción con 93,33%.

Las proteínas totales y la Globulina Sérica estaban normales a los 3 meses 67,67% y a los 6 meses alrededor del 80%; concluyendo que existe relación entre factores influyentes en el nivel inmunológico y Vaginosis Bacteriana a repetición y la combinación propuesta mejora resultados inmediatos y disminuye la reaparición.

Palabras Clave: Vaginosis, Homeopatía.

Introducción

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) representan, mundialmente un serio problema tanto en términos de salud como económicos y sociales. Su control es decisivo para mejorar la salud reproductiva y de toda la población y representa uno de los grandes desafíos de la salud pública contemporánea.

El impacto creciente que tienen las infecciones de transmisión sexual (ITS) en la salud de las mujeres y los niños, y la conexión que existe entre este grupo de enfermedades y la prevención de infecciones por VIH, son dos elementos de enorme importancia para que sean considerados un problema prioritario de nuestros tiempos. (1)

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son un conjunto de infecciones que se transmiten fundamentalmente a través de las relaciones sexuales. Algunas de ellas también pueden transmitirse a través del contacto con la sangre o de la madre infectada a su hijo, son muy comunes en todo el mundo como causas de morbilidad, complicaciones y secuelas, como es el caso de la enfermedad inflamatoria pélvica en la mujer (EIP), la estrechez uretral en el hombre, infertilidad en ambos sexos, el cáncer cervical y cáncer del pene.

Antecedentes:

La Organización Mundial de la Salud ha estimado que las infecciones de transmisión sexual (ITS), incluyendo el VIH/SIDA, constituyen a escala mundial la causa de enfermedad más importante entre hombres de 15-44 años y la segunda causa más importante (después de las causas maternas) en mujeres jóvenes de países en vías de desarrollo.

Cálculos recientes reportan que cada año se representan en todo el mundo más de 340 millones de casos de infecciones de transmisión sexual (ITS) curables (que incluyen solo aquellas infecciones bacterianas, parasitarias, fúngicas susceptibles de tratamiento efectivo) y que por lo menos un millón de contagios ocurren cada día. Solamente para Latinoamérica y el Caribe se estimaron entre 35 y 40 millones de casos de este grupo con más de 100 mil infecciones promedio por día.

La Vaginosis Bacteriana (V.B.) es la más común infección del tracto genital inferior que se encuentra entre las mujeres en edad reproductiva. Esta condición puede considerarse mejor como un síndrome vaginal asociado con una alteración de la flora normal más que una infección específica a algún microorganismo. En la misma, los lacto bacilos normalmente predominantes se reemplazan por un conjunto de microorganismos, incluyendo Gardnerella vaginales y anaerobios. (2)

Es una infección diagnosticable entre el 5% y el 15% de las mujeres que acuden a las consultas de Ginecología, y en el 33% de las mujeres en edad reproductiva que padecen de vulvovaginitis. Con excepción se observa en la primera y segunda infancia. (3)

La Vaginosis Bacteriana es la causa más común de morbilidad de infecciones vaginales, incluyendo la descarga vaginal. A menudo no se reconoce correctamente a pesar de ser la causa del 40-50% de las infecciones vaginales. Los síntomas más comunes de las infecciones de transmisión sexual (ITS) incluyen: secreción uretral, secreción vaginal, úlceras genitales, dolor abdominal bajo, aumento de volumen del escroto, bubón inguinal e inflamación de los ojos del recién nacido. Ellos son causados por una amplia variedad de patógenos virales, hongos, parásitos y bacterias. (1)

Las investigaciones muestran que el 95% de toda la descarga vaginal o infección proviene de 5 condiciones, que en orden de frecuencia son: Vaginosis Bacteriana, Vulvovaginitis por Cándida, cervicitis (con frecuencia ocasionada por Chlamydia trachomatis, virus Herpes Simple o Neisseria Gonorrhoeae), secreciones normales pero excesivas y vaginitis por Tricomonas. La candidiasis es la segunda infección vaginal más frecuente en los EE.UU. y la primera en Europa (3); en muchos estudios se señala la Vaginosis Bacteriana como la causa más frecuente de estas infecciones, o como la segunda, después de la candidiasis (2)

La Vaginosis Bacteriana es una alteración de la ecología vaginal donde la flora normal se ve prácticamente sustituida por gérmenes anaerobios. Muchos microorganismos han sido propuestos como causa de esta enfermedad, como la Gardnerella vaginales y los Estreptococos Anaerobios; actualmente se conoce que es de origen polimicrobiano. En 1984 se reconoce como síndrome y se adopta el nombre de Vaginosis Bacteriana. Numerosos estudios la relacionan con la ocurrencia de afecciones tales como la enfermedad inflamatoria pélvica, la rotura prematura de las membranas ovulares, el bajo peso del recién nacido y la displasia cervicouterina (3)

La vaginosis bacteriana (VB) es un proceso patológico que afecta la vagina y se considera un síndrome por alteraciones de la flora bacteriana que se traduce en cambios fisicoquímicos de las secreciones vaginales y en el que intervienen las características propias del hospedero y su pareja sexual. Es el término actual que se le ha conferido a un síndrome clínico polimicrobiano que se caracteriza por presentar una secreción vaginal anormal con disturbios en el ecosistema vaginal con desplazamiento del lacto bacilo por microorganismos anaerobios, pero no se caracteriza por una respuesta inflamatoria (2)

La vaginosis es un síndrome clínico resultado de la sustitución de la flora vaginal normal de lacto bacilos productores de peróxido de hidrógeno por altas concentraciones de bacterias anaeróbicas (Prevotella sp. y Mobiluncus sp), Gardnerella vaginales y Micoplasma hominis. Esta condición se considera la causa más frecuente de descarga vaginal y mal olor, sin embargo la mitad de las mujeres en las que se encuentran criterios clínicos de la entidad se mantienen asintomáticas. (2)

Esta entidad es universal aunque antes era ignorada por la comunidad médica o considerada como una molestia menor para las mujeres. Además de los muchos problemas emocionales y físicos relacionados con la vaginitis, la pérdida económica que ha ocasionado es de proporciones relevantes. Dicha entidad afecta tanto a las mujeres de países industrializados como a la población femenina de países en vías de desarrollo. No se refieren diferencias en relación con razas u origen étnico. (2)

Por tanto existe un criterio bien fundamentado sobre la presencia de una interacción microbiana que caracteriza la Vaginosis Bacteriana donde predomina la Gardnerella Vaginal, bacterias anaerobias y el Micoplasma Hominis, las que constituyen el núcleo patológico de esta afección (2).

La frecuencia de Vaginosis Bacteriana en las mujeres sexualmente activas ha llevado a la conclusión de que la Vaginosis Bacteriana se transmite por contacto sexual. La recolección frecuente de Gardnerella Vaginale de los compañeros sexuales masculinos ha reforzado ese concepto. Sin embargo, algunos autores no encontraron relación entre la recurrencia de Vaginosis Bacteriana y el aislamiento de Gardnerella vaginales de los compañeros sexuales masculinos. La enfermedad se transmite de una forma más compleja, y la fisiopatología de esta infección nos vuelve renuentes a etiquetar a la Vaginosis Bacteriana como una enfermedad de transmisión sexual. (2)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924