Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Tercera Parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  10/09/2009 | Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. , Neurologia , Neurocirugia | |
Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Tercera Parte.14

El higroma subdural.

 

Proviene del griego hygros, que quiere decir húmedo, y también denominado derrame subdural traumático e hidroma, es una acumulación anormal de líquido en el espacio subdural que puede ser claro, sanguinolento o xantocrómico y estar a diferentes presiones, que casi siempre está asociado a traumatismos encefalocraneanos, sobre todo a las caídas por embriaguez o a las agresiones físicas según refiere Stone y Lang. (20)

 

En una investigación, se hallaron fracturas de cráneo en el 39% de los casos con higroma subdural. Esta lesión es distinta del hematoma subdural crónico, que generalmente se acompaña de contusión cerebral subyacente, contiene coágulos oscuros o líquido parduzco (semejante a aceite de autos) y puede tener una membrana adyacente a la superficie interna de la duramadre (los higromas no tienen membranas).

 

La denominación higroma simple se refiere a que no está asociada o acompañada de ninguna otra afección importante. En cambio, higroma compuesto se refiere cuando están asociados a un hematoma subdural, un hematoma epidural o a una hemorragia intracerebral, todos ellos significativos.

En la tomografía axial computerizada (TAC), la densidad del líquido tiene un aspecto similar al del líquido cefalorraquídeo (LCR).

 

Es probable que su patogenia se explique de la siguiente forma, que los higromas se formen a partir de un desgarro de la membrana aracnoidea que deja pasar líquido cefalorraquídeo (LCR) hacia el compartimiento subdural. El líquido de los higromas contiene prealbúmina, sustancia que también se encuentra en el líquido cefalorraquídeo (LCR) pero no en los hematomas subdurales. Los sitios más habituales de los desgarros durales se producen a la altura de la fisura lateral o de Silvio y de la cisterna quiasmática. Los higromas también pueden formarse a causa de un derrame postmeningítico sobre todo, en la meningitis por Haemophilus influenzae.

 

El higroma puede estar bajo gran presión y aumentar de tamaño probablemente debido a un mecanismo valvular y producir un efecto de masa, lo que aumenta la posibilidad de generar una disfunción y secuelas neurológicas. De los pacientes con higroma simple el 19% presenta como secuela una atrofia cerebral.

 

En muchas oportunidades no aparecen signos focales. Los higromas complejos generalmente se manifiestan con signos agudos y, por ende es necesario tratarlos con más urgencia.

 

En el cuadro número 8 se enumeran los signos clínicos o principales características clínicas de los higromas subdurales traumáticos en una serie de 66 pacientes.

 

Cuadro número 8. Signos clínicos de los higromas subdurales traumáticos en un estudio realizado en 66 pacientes con esta entidad nosológica.

 

TCE_traumatismo_craneoencefalico/tipo_tipos_higroma

 

La evolución está más vinculada a las lesiones acompañantes que al higroma en sí.

 

De 9 pacientes que tenían un higroma complejo asociado a hematoma subdural, 5 fallecieron. En el caso de los higromas simples, la morbilidad fue de 20% (12% por alteración del estado mental sin signos focales y 32% si habían presentado hemiparesia o hemiplejía).

 

Acumulación extraxial de líquido en pediatría.

 

El diagnóstico diferencial se debe hacer con:

 

  • Acumulación subdural benigna de los lactantes.
  • Acumulación o efusión extraxial crónica y sintomática.
  • Atrofia cerebral, no debe contener líquido xantocrómico con aumento del contenido proteínico.
  • Hidrocefalia externa, los ventrículos están dilatados y el líquido es líquido cefalorraquídeo (LCR).
  • Dilatación no patológica o variante normal de los espacios subaracnoideos y de la cisura interhemisférica.

 

Hematoma subdural agudo, en la tomografía axial computerizada (TAC) se observa una acumulación de líquido claramente hiperdensa (sangre nueva), aunque un hematoma subdural puede verse hipodenso en los niños que tienen bajo el hematocrito. Por lo general, es unilateral (las entidades enumeradas anteriormente suelen ser bilaterales). La causa más frecuente es el traumatismo del parto y el cuadro clínico habitual se compone de convulsiones, palidez, tensión de las fontanelas, insuficiencia respiratoria, hipotensión y hemorragias retinianas.

 

Desproporción craneocerebral, la cabeza es demasiado grande para el cerebro. La dilatación de hasta 1.5 centímetros de espesor de los espacios extracerebrales que se llenan de un líquido similar al líquido cefalorraquídeo (puede ser LCR), los ventrículos tienen un tamaño que está en el límite superior de lo normal, los surcos son profundos, la cisura ínterhemisférica está muy acentuada y la presión intracraneal (PIC) es normal. Estos pacientes tienen un desarrollo normal. El cuadro clínico puede ser el mismo que el de la acumulación extraxial benigna de los lactantes. Puede resultar dificultoso llegar al diagnóstico durante los primeros meses de vida.

Acumulación o colección subdural benigna del lactante.

 

Es probable que el término acumulación benigna del líquido extraxial del lactante describa mejor a las acumulaciones o efusiones subdurales benignas del lactante según lo describen Briner y Robertson.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924