Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Octava parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  9/10/2009 | Psicologia , Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas. | |
Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Octava parte.10

Si todo va bien, uno de los dedos de la persona se levanta (o comienza a levantarse), lo que permite proseguir diciendo:

 

Observe como su índice (o pulgar, auricular, u otro.) se levanta... Al mismo tiempo, los otros dedos desean seguirlos... De ahí que se levanten lentamente... Mientras sus dedos se elevan, Usted sentirá una sensación de ligereza en la mano... Una sensación de ligereza, sobre todo porque los dedos se levantan aún y toda la mano se levantará y se elevará lentamente, ligera como una pluma... Su mano va a elevarse como un globo que sube en el aire... Un globo que se eleva más y más alto, más y más alto...

 

En este estado, habitualmente, la mano de la persona comienza efectivamente a elevarse. Si es el caso, en lugar de repetir todavía la sugestión que acaba de hacerse, prosiga diciendo:

 

Su mano se vuelve ligera, muy ligera... Ya sus dedos se levantan... Ellos se elevan... Su mano está ligera... Ligera... Ligera como una pluma... Más y más ligera... Su mano se eleva... Ella se eleva... Ella sube... Sube... como un globo sube en el aire... Su mano está ligera... Su brazo también está ligero, muy ligero... Observe que su mano se eleva y su brazo sube, sube en el aire, un poco más alto, más alto, más alto todavía, todavía.

 

Normalmente la sugestión aporta sus frutos (el brazo comienza a elevarse), lo que permite continuar:

 

Observe, observe la mano y el brazo que se eleva. Mientras Usted observa, Usted comienza a sentir que progresivamente sus ojos se ponen fatigados, soñolientos... Mientras su brazo continúa elevándose, una sensación de relajación y de fatiga lo invade. Usted tiene más y más deseos de dormir... Un gran deseo de dormir... Sus ojos se ponen pesados y, puede ser, pronto sus párpados desearán cerrarse... y mientras su brazo se eleva más alto, usted tiene deseos de sentirse más y más relajado. Usted tendrá más y más sueño y usted deseará experimentar una sensación de paz y de relajación, cerrando los ojos y durmiéndose... Usted va a sumergirse, porque su brazo se eleva... Su brazo se eleva todavía, todavía y Usted se pone muy soñoliento... Sus párpados se vuelven pesados, su respiración se vuelve lenta y regular... Respire profundamente, inspire y expire... Usted está relajado...

 

Luego continúe:

 

Mientras Usted observa su mano y su brazo, se siente más y más relajado y soñoliento, Usted observará que la dirección de su mano va a cambiar... su brazo se doblará y su mano se aproximará más a su cara, todavía, todavía, todavía, y mientras ella se eleva, Usted va lentamente, pero seguro, a entrar en un profundo, profundo sueño, en el cual Usted se relajará profundamente y Usted lo deseará... El brazo continuará elevándose, más alto, hasta que alcance su cara, y usted tendrá más y más sueño, pero Usted no debe dormirse antes de que su mano alcance su cara... Cuando su mano alcance su cara Usted estará dormido, profundamente dormido... Ahora su mano cambia de dirección... Ella se eleva hacia su cara... Sus párpados se vuelven pesados... Usted tiene más y más sueño, más y más sueño...

 

Cuando vea que la mano se aproxime a la cara y que los párpados pestañeen más rápido, diga:

Sus ojos se vuelven pesados, muy pesados, y la mano se eleva hacia la cara. Usted se siente muy fatigado y soñoliento... Sus ojos se cierran... Se cierran... Cuando su mano alcance su cara, Usted estará dormido, profundamente dormido... Usted siente una gran somnolencia... Usted se siente más y más somnoliento... Usted tiene un gran deseo de dormir... Usted tiene una gran fatiga... Sus párpados son como de plomo y su mano se eleva, se eleva derecho hacia su cara... y cuando su mano alcanza su cara, Usted estará dormido.

 

Es la última fase. La mano está cerca de alcanzar la cara y provocar el cierre de los ojos. Termine diciendo:

 

Duerma, duerma, duerma simplemente... mientras Usted duerme, la relajación se apodera de Usted Yo deseo que Usted se concentre en la relajación, un estado de relajación sin la menor tensión... No piense en nada más que en dormir, en dormir, profundamente.

 

Métodos de profundización del sueño hipnótico.

 

La inducción del sueño hipnótico según una u otra de las técnicas descritas anteriormente, no lo es todo. Ella abre solamente la vía a la fase más importante y más constructiva de la hipnosis: aquella que permite al hipnotizador comunicar a la persona hipnotizada, sugestiones (instrucciones) destinadas a combatir un mal determinado (asma, hipertensión, tabaquismo, insomnio, impotencia, entre otros.) Y para que las condiciones ideales exigidas por esta fase decisiva sean reunidas, es necesario proceder a veces a la profundización del sueño (trance hipnótico) por intermedio de métodos particulares, como los que a continuación citamos.

 

MÉTODO DE PROFUNDIZACIÓN HIPNÓTICA DE LA HIPERESTESIA.

 

El hipnotizador sugiere:

 

Pronto su rodilla izquierda será extremadamente sensible... En el estado en el que Usted encontrará, su sensibilidad no puede más que aumentar... Su rodilla será sensible, más y más sensible... Usted sentirá vivamente todos los contactos... La menor presión le parecerá dolorosa; y Usted sentirá vivamente el más ligero de los contactos... Su sensibilidad en la rodilla izquierda aumenta... Ella aumenta más y más... Cuando yo le toque en la rodilla izquierda, Usted experimentará un vivo dolor... En un momento, el más ligero roce ejercido en su rodilla izquierda le resultará doloroso, Usted se sentirá sobresaltado... Apenas yo roce su rodilla izquierda, Usted se dará cuenta, Usted estará mal... Ya está, Usted no puede soportar un toque en la rodilla.

 

MÉTODO DE PROFUNDIZACIÓN HIPNÓTICA DE LA LETARGIA.

 

Para la persona dormida mediante hipnosis, los propósitos perseguidos son los siguientes:

 

Usted se duerme con un sueño profundo... Usted apenas entiende mi voz... Usted me entiende menos y menos, usted se adormece... imposible hacer un movimiento... Su sueño se vuelve más y más profundo... Cuando haya contado hasta tres, Usted no me entenderá más... Usted no sentirá más mi presencia y Usted no me entenderá hasta después que mi mano sea puesta en su cabeza... A las tres, Usted me entenderá... Para entender de nuevo hará falta que yo coloque mi mano sobre su cabeza... A cada segundo, Usted me entiende menos y menos... Mi voz le parece más y más lejana... Duerma profundamente... Usted no entiende más: Uno... Dos... Tres.

 

Si la experiencia resulta, la persona no entiende nada más (o al menos da esa impresión) y su letargo se manifiesta por la flacidez de sus miembros. Para hacerle salir de ese estado el Hipnoterapeuta le pondrá una mano sobre la cabeza (como anuncio) y le dirá:

 

Usted me entiende... Usted está muy bien... Usted me escucha... Usted me entiende muy bien... Su sueño es menos profundo, pero no se despierte... Continúe dormido.

 

MÉTODO DE PROFUNDIZACIÓN HIPNÓTICA DEL BOSQUE.

 

El hipnotizador sugiere:

 

Mantenga los ojos cerrados... Usted verá un bosque... Usted verá un bosque... un gran bosque... un bosque inmenso, con árboles tupidos represéntese bien este bosque... Usted tiene delante el bosque... Vea bien este bosque delante de Usted.... A todos lados, árboles y aún más árboles... ¡qué verdor!... Es verde... Las hojas verdes... Las ramas... Los árboles del bosque... una visión tranquila y reposada... Usted está tranquilo, perfectamente relajado... Ahora, Usted está en el centro del bosque... En medio del bosque... Es muy agradable... A todos lados, Usted ve árboles... Ve esos árboles... Esas hojas... Este verdor, este bosque... Este inmenso bosque...

 

Esto resulta si se hacen las sugestiones para que las personas "vea" el bosque; por tanto, el hipnotizador debe también ver en su imaginación todo lo que él sugiere.


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado