Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Octava parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  9/10/2009 | Psicologia , Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas. | |
Hipnosis terapeutica. Teoria, metodos y tecnicas aplicadas. Octava parte.2

MÉTODO DE INDUCCIÓN HIPNÓTICA DEL ABATE FARÍA (1813): FASCINACIÓN.

 

El método de fascinación es utilizado aún por muchos hipnotizadores. Se emplea la posición de sentado frente al hipnotizador. Se le mira fijamente a los ojos o de lo contrario se le pide fijar la mirada en una de las manos del hipnotizador. Una vez transcurrido un tiempo que permita observar cierta perplejidad en el sujeto, se le indica que duerma mediante una orden imperativa y bien enérgica: -Duerma-. Si no existe dominio de este método, pueden aparecer desventajas:

 

  1. Que los ojos del hipnotizador comiencen a lagrimear antes de que el sujeto cierre los ojos. Esto hay que evitarlo, pues puede hacer que el sujeto se sienta superior al hipnotizador.
  2. Que el propio hipnotizador se hipnotice.

 

MÉTODO DE INDUCCIÓN HIPNÓTICA DE BRAID (1842).

 

Este método utiliza la posición de sentado. Se le presenta al sujeto un objeto brillante o luminoso, como un prisma o una bola de cristal, a una distancia de unos treinta centímetros, por encima de los ojos, y se le indica que mire fijamente el objeto brillante (hipnoscopio) sin pestañear. La fijación de la mirada en posición incómoda provoca fatiga y cansancio de los músculos elevadores de los párpados.

 

Cuando se aprecia el cansancio se le cierran los ojos si esto no ocurre por sí solo, y se le insta a dejarlos cerrados.

 

Las investigaciones de James Braid con ciegos lo llevaron a plantear que la fatiga óptica es superflua, que la hipnosis es una cuestión de asociación de ideas y de imaginación que no es posible realizar sin la cooperación del sujeto.

 

MÉTODO DE INDUCCIÓN HIPNÓTICA DE PHILIPS DURAND DE GROS (1850): FIJACIÓN DE LA MIRADA Y PASES CON CONTACTO.

 

Este método requiere que se trabaje en un medio templado, con iluminación artificial y el establecimiento de calma y de confianza en el hipnotizador.

 

Se coloca un objeto brillante en la mano derecha del sujeto y se le indica que lo mire fijamente sin pestañear y concentrándose en el mismo Al cabo de 15 ó 20 minutos, si el sujeto no se ha dormido, se le cierran los ojos.

 

Con la mano izquierda del hipnotizador se aprieta la mano derecha del sujeto y con la, otra mano se le friccionan los párpados y después la frente, dándoles gestiones verbales imperativas que anuncien su incapacidad para elevar los párpados.

 

MÉTODO DE INDUCCIÓN HIPNÓTICA DE CHARLES RICHET (1860): SUSTENTACIÓN DE LA MIRADA Y PASES SIN CONTACTO.

 

Se emplea la posición de sentado, cara a cara con el sujeto; se le aprietan frecuentemente los pulgares durante tres o cuatro minutos (procedimiento renovado de Lafontaine y Deleuze). Una vez trascurridos estos minutos se le sugiere relajar los brazos y dejarlos extendidos, comenzando con una serie de maniobras que indican que se le van a cerrar los ojos, pues se le pasa la mano frente a la cara de arriba hacia abajo sin tocarla.

 

MÉTODOS DE INDUCCIÓN HIPNÓTICA BASADOS EN LA EXCITACIÓN SENSORIAL.

 

Estos métodos surgen en un período en que se utilizaban con mucha frecuencia estimulaciones sensoriales para provocar excitación. En la actualidad, casi todos los científicos están de acuerdo con que las excitaciones sensoriales repetidas y monótonas provocan cansancio, agotamiento, fatiga sensorial y, por último, inhibición interna que conduce al Sueño hipnótico.

 

MÉTODO DE INDUCCIÓN HIPNÓTICA DE CHARCOT (1880): ESCUELA DE PARÍS.

 

El método utilizado por Charcot consistía en la aplicación de un estímulo intenso que tenía el objetivo de provocar o atraer la atención del paciente y en este momento se le aplicaba la sugestión. Este método se conoce con el nombre de petrificación por miedo.

Otra de las estimulaciones sensoriales empleadas por Charcot era el destello cegador y repentino de una lámpara de calcio, la nota inesperada de un diapasón, el sonido de un gong o el sonido monótono del tambor africano.

 

MÉTODO DE INDUCCIÓN HIPNÓTICA DE BÉRILLON (1895): MÉTODOS MECÁNICOS VERBALES.

 

El método de Bérillon utiliza una combinación de estímulos sensoriales para provocar un estado, de sorpresa y sugestibilidad en el sujeto.

 

Este estado se crea del modo siguiente:

 

Se logra eliminar la tensión del sujeto y se provoca un estado de relajación mediante el empleo de un sillón vibratorio. Por otro lado, se aplica un estímulo monótono, como, por ejemplo, el sonido producido por un metrónomo. para inducir el agotamiento y la fatiga. y llamar la atención del sujeto.

 

Se estimula visualmente al sujeto mediante una lámpara con luz azul colocada a 20 cm por encima de la frente.

 

Cuando se comprueba que existe fatiga en los ojos del sujeto por la presencia del pestañeo característico que ésta provoca. se le dan las siguientes sugestiones: Usted repetirá varias veces las siguientes frases: Estoy en estado de calma... Yo me relajo totalmente No me interesa nada más que dormir profundamente.

 

MÉTODOS DE INDUCCIÓN HIPNÓTICA DE LOS ESTÍMULOS ACÚSTICOS.

 

El primer método que empleaba los estímulos acústicos fue el Charcot, seguido por el de Bérillon. En realidad, se puede utilizar cualquier estimulación sonora que sea monótona, como el tictac de un metrónomo (Bérillon), un martillo (Neef), el zumbido rítmico de un ventilado (Schneck).

 

Se ha empleado últimamente la auto observación auditiva del sujeto y para esto se le pone un micrófono de forma que su respiración se amplifique y sea escuchada por él Otra variante es utilizar un estetoscopio o una grabadora con audífono para que el sujeto escuche durante largo rato los latidos cardiacos (que pueden ser los de él mismo).

 

Se han aplicado también estimulaciones eléctricas, como las descritas por Lindberg y aplicadas por Skoog. La técnica consiste en la utilización del zumbido de un pequeño generador de corriente eléctrica con fines terapéuticos (faradización), lo cual se diferencia algo de la electrohipnosis, ya que emplea tanto el estímulo eléctrico en la piel como el sonido monótono del generador eléctrico. Se combinan estos estímulos con sugestiones verbales y relajación muscular; para esto se le dice al sujeto que va a perder progresivamente la sensibilidad a la corriente eléctrica, pero en realidad lo que se hace es reducirle la intensidad sin que se dé cuenta.

 

Otra variante de utilización de la estimulación acústica es la aplicación de recursos sonoros combinados en cintas magnetofónicas. Se graba en un cassette música instrumental que tenga la característica de ser monótona y se utiliza la grabación como fondo junto con las sugestiones verbales. También puede usarse una grabación con el sonido del oleaje de una playa, el sonido del océano, del viento, entre otros.

 

La verdad es que de esta técnica existen múltiples variantes y todas facilitan al hipnotizador reforzar el estímulo verbal con la cadencia monótona de la palabra y la estimulación acústica de fondo.


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado