Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Quinta Parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  10/09/2009 | Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. , Neurologia , Neurocirugia | |
Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Quinta Parte.14

17) Trastornos Psiquiátricos.

 

Una gran variedad de trastornos psiquiátricos se pueden presentar luego de un traumatismo encefalocraneal (TEC). A veces son de suficiente gravedad como para requerir atención psiquiátrica.

 

Los factores que benefician su aparición son la extensión del trauma cerebral, la localización del trauma en el cerebro, los factores psicológicos previos, los antecedentes familiares o personales de enfermedad psiquiátrica y la personalidad del paciente antes del traumatismo encefalocraneal (TEC).

 

Los trastornos más frecuentes son: la neurosis de ansiedad o trastorno del ánimo tipo ansioso, cambios de personalidad, alteraciones sexuales y alteraciones del sueño.

 

La ansiedad generalmente el paciente no la puede controlar. Se acompaña de una mala concentración inquietud, fatigabilidad, tensión muscular y alteraciones del sueño. El síntoma es más marcado mientras más impactante y espectacular haya sido el trauma. El paciente puede desarrollar fobias contra cosas relacionadas con el accidente. Para su tratamiento se recomiendan la buspirona o el trazodone a las dosis convencionales.

 

Los cambios de pasivo a agresivo. Sin embargo, se puede identificar cualquiera de los once tipos de alteraciones de la personalidad descritos clásicamente. Los síntomas más frecuentes son irritabilidad, beligerancia, comportamiento violento, labilidad emocional, falta de interés por el medio, apatía, pérdida de la iniciativa y comportamiento infantil.

 

Las alteraciones sexuales luego de un traumatismo encefalocraneal (TEC) pueden ser alteraciones en la conducta o en la realización sexual; incluso pueden ocurrir casos de impotencia.

 

Las alteraciones del sueño se pueden presentar de forma temprana, tres meses y medio en promedio, o en forma tardía, treinta meses en promedio. Las dos formas son muy frecuentes, se ven entre el 50 y el 70% de los casos. Cuando aparecen en forma temprana se presentan como dificultad de conciliar el sueño o insomnio, mientras que si aparecen tardíamente se manifiestan como hipersomnia.

 

18) Trastornos de las funciones mentales.

 

En el traumatismo encefalocraneal (TEC) las funciones mentales, cuya investigación es a veces difícil, se comprometen y son causas de incapacidad y ansiedad.

 

La atención y procesamiento de la información: se define a la atención como la capacidad de un individuo para mantener la concentración por un periodo específico de tiempo; y se define al procesamiento de la información como la capacidad de sintetizar y usar, simultáneamente, la información. Estas dos capacidades mentales se pueden afectar en forma selectiva luego de un traumatismo encefalocraneal (TEC). Lo más frecuente es que se detecte desaceleración de estas funciones.

 

  • Intelecto: el coeficiente intelectual puede alterarse en forma proporcional a la intensidad del traumatismo encefalocraneal (TEC). Los estudios de seguimiento muestran que este déficit mejora con el tiempo., pero es difícil que lleguen al nivel que tenían antes del trauma. (25)
  • Lenguaje: todos los tipos de alteración del lenguaje se pueden producir por un traumatismo encefalocraneal (TEC). Lo más frecuente es la afasia fluente, sensitiva o de Wernicke. La mayoría de los pacientes con afasia también tienen déficit de aspectos no lingüísticos del conocimiento. En general la recuperación es bastante buena, es la función mental que más se recupera.
  • Funciones ejecutivas: con este término se aglomeran una serie de funciones mentales que incluye el juicio, la conducta social, la toma de decisiones, y la iniciación, planeación y organización del comportamiento. Estas funciones están ligadas a otras como la memoria, el lenguaje, la percepción y la atención.

 

Desde hace muchos años se conoce la relación entre el daño del lóbulo frontal y las alteraciones de estas funciones. El daño del giro orbital, principalmente a sido implicado en la alteración de la conducta social, el juicio racional y la planeación. El traumatismo encefalocraneal (TEC), frecuentemente daña esa parte del cerebro, razón por la cual estas alteraciones son tan comunes en la práctica.

 

A todo lo anterior se suman los cambios en la personalidad que son muy difíciles de evaluar y cuantificar, pero que sumados a la personalidad premórbida determinan el déficit de las funciones mentales señaladas. Los cambios más frecuentes son la poca tolerancia a la frustración, la desinhibición, la irritabilidad y la falta de motivación.

 

  • La sociabilidad: los pacientes que han sufrido un traumatismo encefalocraneal (TEC) tienen grandes alteraciones en las relaciones familiares, la relación marital, las actividades sociales y la profesión; por ejemplo, varios estudios han detectado una alta frecuencia de alteraciones en la relación conyugal entre los pacientes y sus parejas.

 

Algunos investigadores han indicado que las alteraciones del lenguaje explican, al menos en parte, las deficiencias de los pacientes en estos aspectos.

 

Unas de las áreas de mayor interés es el retorno al trabajo, por que como se sabe, ésta es una de las enfermedades con más alto costo de incapacidad.

Se ha visto que los pacientes más jóvenes tienen mayor posibilidad de retornar a su empleo. De igual forma los pacientes con un mayor nivel y tiempo de trabajo retornan más fácil a su empleo.

 

Los factores que impiden retornar a su empleo son: traumatismo encefalocraneal (TEC) intenso, la amnesia prolongada y la hospitalización larga. También el hecho de encontrar anormalidades cerebrales en la tomografía axial computerizada (TAC). Algunos investigadores han demostrado que las alteraciones emocionales influyen tanto como las cognoscitivas.

 

Tratamiento.

 

Como se ha mencionado con anterioridad, con el aumento de la sobrevida de los pacientes con traumatismo encefalocraneal (TEC) graves, se ha reconocido un gran número de anormalidades en el área cognoscitiva. Estas van desde cambios en el despertar y en la atención, hasta problemas de la memoria y el lenguaje.


Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado