Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Segunda Parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  10/09/2009 | Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. , Neurologia , Neurocirugia | |
Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Segunda Parte.13

Donación de órganos y tejidos.

 

En los EE.UU. las leyes estatales y federales exigen que los familiares de las personas que tengan los criterios de muerte cerebral sean consultados acerca de la posibilidad de que donen los órganos del paciente. A continuación se proporciona la información que debe trasmitirse a la familia para ayudar a que comprendan el método de procuración de órganos para trasplantes:

 

  1. Cualquier órgano puede ser considerado o descartado individualmente para la donación.
  2. La procuración de órganos se realiza de tal modo que no interfiera con la realización de un funeral a cajón abierto (es posible evitar la desfiguración).
  3. La familia puede recibir información acerca del uso que se hará con cada uno de los órganos donados.

 

Criterios de aptitud para la donación de órganos.

 

Criterios generales de exclusión para la donación de órganos.

 

Entre los criterios de exclusión se encuentran los siguientes:

 

  • Las infecciones tales como septicemias no tratadas, infecciones o enfermedades como el sida, la hepatitis viral, la encefalitis viral, el síndrome de Guillain Barré, la drogadicción intravenosa (reciente), la tuberculosis (TB activa).
  • El cáncer (excepto las neoplasias cerebrales primarias limitadas a la calota).
  • Exclusiones relativas como hipertensión arterial crónica no tratada, hipotensión (presión sistólica preferible > de 100 con presión venosa central normal).
  • Enfermedades de los órganos considerados para donación.
  • Neonatos anencefálicos: la opinión general de los últimos años sostienen que el funcionamiento del tallo cerebral en estos niños por ejemplo, la respiración espontánea dificulta el diagnóstico de la muerte cerebral (más aún, probablemente sean muy pocos los órganos de estos pacientes que aporten beneficios a otros pacientes). (18,27)

 

Pautas para la inclusión para la donación de órganos.

 

Estas pautas están sujetas a revisión constante en parte, debido a que se han logrado mejores resultados con la administración de ciclosporina a los receptores. En general, se recomienda consultar a un coordinador de trasplantes para determinar si es apropiado realizar la donación.

 

1.- Muerte cerebral en un individuo que era sano previamente.

 

2.- Los órganos:

 

Los riñones desde los 6 meses hasta los 70 años de edad. Valores normales de tensión arterial, uremia, creatininemia, y análisis de orina. Ausencia de lupus eritematoso sistémico (LES), debido a la posibilidad de que provoque nefritis lúpica.

Corazón y corazón-pulmones: edades ideales menos de 35 años en los varones y menos de 40 años en las mujeres (pero pueden utilizarse donantes de hasta 60 años de edad dependiendo del estado del corazón y de los receptores potenciales). Un cardiólogo debe determinar que en el donante no se halló ninguna cardiopatía (miocardiopatía, valvulopatía, fracción de eyección reducida, cardiopatía isquémica grave (CPI grave), estado posterior a bypass coronario). Ausencia de diabetes mellitus insulino dependiente.

Hígado: desde un mes hasta los 60 años de edad; función hepática normal (valores normales o aceptables de SGOT, SGPT, LDH, bilirrubina (indirecta, directa o total) y coagulación normal) sin antecedentes de hepatopatías.

Páncreas: personas menores de 60 años de edad. Sin antecedentes de diabetes mellitus y con valores normales de glucosa y amilasa, ambas en suero.

 

3.- Los tejidos:

 

Córneas: en personas mayores de un año de edad. Ni el cáncer ni la septicemia inhabilitan la posibilidad de la donación, sin embargo, la rabia y el síndrome de Jacob-Creutzfeldt constituyen contraindicaciones.

Piel: entre 15 y 65 años de edad. La donación queda excluida si el paciente es canceroso.

Huesos: entre 15 y 65 años de edad y la donación queda excluida si el paciente es canceroso.

Médula ósea: mayor o igual de 50 años de edad.

Válvulas cardíacas: mayor o igual de 55 años de edad.

 

Procedimientos para efectuar la donación de órganos una vez declarada la muerte cerebral.

 

Cabe destacar que una vez que ocurre la muerte cerebral, se produce inestabilidad cardiovascular, por lo general, al cabo de 3 a 5 días y suele ser necesario administrar vasopresores. Además, es necesario normalizar los desequilibrios hídricos y electrolíticos provocados por la pérdida de la regulación hipotalámica. En algunos casos, es posible mantener un cadáver con corazón latiente durante meses.

 

  1. El consentimiento: es necesario tener la autorización del tutor legal del donante. Cabe destacar que también deben manifestar consentimientos el examinador o médico tratante y la oficina forense para todos los casos que están bajo su jurisdicción (en la mayoría de los países es competencia del médico legal o forense toda muerte causada por un accidente o por un acto de violencia, ocurrida durante las 24 horas después de la hospitalización o posterior a este término).
  2. Incluir una nota firmada en la historia clínica del paciente que determine la fecha y la hora en que se declaró la muerte cerebral.
  3. Comunicarse lo antes posible con el coordinador de trasplantes en la región.
  4. Si es posible, suspender los vasopresores. Controlar la hipotensión mediante reposición de la volemia siempre que sea posible (después de la muerte cerebral, se detiene la producción de la hormona antidiurética, lo cual produce diabetes insípida y gran producción de orina; por ende, puede prevenirse con una administración copiosa de líquidos (entre 250 y 500 ml por hora). La mayor parte de las instituciones sanitarias prefieren evitar la ADH exógena (vasopresina o Pitressin), puesto que el riesgo de disfunción renal aumenta en la muerte cerebral.


Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924