Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Segunda Parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  10/09/2009 | Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. , Neurologia , Neurocirugia | |
Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Segunda Parte.15

Estos autores llegaron a la conclusión que por la simplicidad del método puede ser utilizado por el médico, las enfermeras y el personal paramédico en general.

 

Aunque fue usada inicialmente para pacientes con traumatismos de cráneo, permite una rápida aproximación y cuantificación de déficits del estado de conciencia en cualquier patología que altere el estado de alerta.

 

Es un sistema práctico para evaluar el estado de conciencia y su posible deterioro, actualmente es aprobado por varios centros neuroquirúrgicos reconocidos del mundo.

 

La escala se utiliza para determinar el nivel de conciencia y no fue diseñada para el seguimiento de déficits neurológicos. Se evalúan numéricamente las mejores respuestas posibles ante el estimulo verbal o doloroso, caracterizadas por: la apertura ocular, la respuesta verbal y la actividad motora.

 

Describiremos los tres rasgos independientes que se exploran: la mejor respuesta de la apertura ocular, la mejor respuesta de la expresión verbal y la mejor respuesta de la actividad motora.

 

Apertura de los ojos o respuesta ocular.

 

Los ojos pueden estar abiertos espontáneamente, o abrirse cuando el paciente oye que se le habla (no necesariamente pidiéndole que abra los ojos), o abrirlos por un estimulo doloroso, o no abrirlos en absoluto, en este caso esta ausente dicha respuesta.

 

Para examinar la apertura de los ojos frente al dolor, se debe utilizar un estimulo periférico, la mueca asociada al dolor central puede provocar que se cierren los ojos.

 

La respuesta verbal.

 

El paciente puede establecer una conversación y estar orientado completamente, o puede establecer una conversación normal pero estar desorientado o confuso, o decir algunas palabras que se caracterizan por ser inapropiadas o incoherentes y sin intercambios con el examinador, o solo emite sonidos inarticulados, incomprensibles, gemidos, gritos y gruñidos, o no responder, presentar una ausencia total de vocalización.

 

La capacidad de pronunciación, así sean pocas palabras, indica un alto nivel de función cerebral.

 

La respuesta motora.

 

El paciente puede obedecer órdenes y movilizar las 4 extremidades de forma voluntaria, activa, espontánea e indiferente, sin inconvenientes o molestias, o no obedecer ordenes, en dicho caso se explora la capacidad de respuesta motora en las extremidades, a través de estímulos dolorosos.

 

Existen sitios anatómicos precisos para realizar los dos estímulos dolorosos estandarizados en estos casos: la presión sobre las uñas o lecho ungueal sobre todo del pulgar y la presión sobre la región supraorbitaria superciliar o sobre las cejas, en el reborde en forma de arco que tiene el hueso frontal en dicha zona, específicamente en la escotadura o agujero supraorbitario por donde emerge el nervio supraorbitario.

 

Si las manos se desplazan por encima de la barbilla hacia el estimulo de la región supraorbitaria se interpreta y registra como una respuesta en la cual el paciente localiza el dolor.

 

Las extremidades superiores generalmente presentan una mayor gama de respuestas que las extremidades inferiores y en muchos casos constituyen la base para evaluar la respuesta motora.

 

Otros tipos de respuestas que se observan son, la retirada en flexión normal en la cual el paciente retira los miembros ante la sensación de dolor y su actitud es la de adoptar una determinada posición o decúbito en el lecho donde se está examinando por su propia voluntad y fuerzas, forzado, como mecanismo de defensa, o puede haber una respuesta flexora anormal que se le denomina rigidez o postura tipo decorticación, que tradicionalmente se atribuye a la desinhibición tónica ocasionada al interrumpir la porción de los haces corticoespinales que está ubicada sobre el mesencéfalo, los miembros superiores se encuentran flexionados y los miembros inferiores extendidos, en mi experiencia personal he podido apreciar como detalles importantes, una flexión lenta y rotación externa de los brazos, las muñecas y los dedos, la supinación de los antebrazos, con aducción de los miembros superiores, además hay una extensión, rotación interna y flexión plantar en los miembros inferiores.

 

También está la respuesta extensora anormal o rigidez o postura tipo descerebración que se atribuye a la desinhibición de la rampa vestibuloespinal (más caudal) y la formación reticular (FR) protuberancial ocasionada al interrumpir la inhibición de la FR medular (sección medular a nivel intercolicular, entre los núcleos vestibular y rojo). Los miembros superiores e inferiores se encuentran extendidos anormalmente, como detalles he podido observar en mi experiencia personal, que estos pacientes suelen adoptar una posición de opistótonos (la cabeza y el tronco están extendidos), el paciente tiene los dientes apretados, los brazos extendidos, abducidos y en hiperpronación (rotación interna), las muñecas están flexionadas, los dedos también están flexionados. Las piernas extendidas y en rotación interna, los pies con flexión plantar e invertidos y los dedos del pie con flexión plantar.

 

Los términos anteriormente mencionados y referentes a la actitud postural anormal que pueden presentar los pacientes son imprecisos para describir la localización de la lesión, pero la posición de decorticación sugiere una lesión más rostral y el pronóstico puede ser más auspicioso.

 

Por último la respuesta motora puede ser nula o estar ausente, el paciente en este caso no tiene ningún tipo de respuesta.

 

Si no se observa respuesta motriz, es importante descartar una sección medular completa.


La evaluación tiene una escala con un mínimo de 3 puntos y un máximo de 15 puntos, al sumar el valor del puntaje total de los tres caracteres explorados según las respuestas observadas.


Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924