Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Segunda Parte
Autor: Dr. Alberto Ochoa Govin | Publicado:  10/09/2009 | Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. , Neurologia , Neurocirugia | |
Traumatismo encefalocraneano. Manual de consulta. Segunda Parte.3

Es posible que el atleta abandone el campo deportivo por sus propios medios después del traumatismo, pero posteriormente presenta un cuadro de deterioro neurológico progresivo, cefalea intensa y progresiva, vómitos persistentes, déficit motor, disfasia, diversos signos focales, toma de la conciencia que progresa hasta entrar en el estado de coma. El tiempo del deterioro progresivo suele ser rápido, brusco, de 1 a 5 minutos hasta entrar en coma y es debido a una hernia cerebral por edema cerebral vasógeno, que también muchos lo denominan edema cerebral maligno por ser refractario al tratamiento, este cuadro también lo describen como síndrome de segundo impacto de los atletas.

 

En la conmoción cerebral, debemos mencionar además que como la escala de Glasgow para coma es demasiado poco sensible para clasificar los traumatismos encefalocraneanos menores, se han propuesto numerosos sistemas alternativos para clasificar la conmoción cerebral, de los cuales los dos más utilizados son el de Cantu y el de la Academia Americana de Neurología (ANN) que se basa en las pautas de la sociedad médica de colorado (Colorado Medical Society). Ambos sistemas se muestran a continuación en la tabla número 1:

 

Tabla número 1. Clasificación de la conmoción cerebral.

 

Grado - Sistema de Cantu - Sistema de la AAN

 

Grado 1 (leve)

 

Sistema de Cantu

 

A.    amnesia postraumática < 30 minutos

B.    sin pérdida del conocimiento

 

Sistema de la AAN

 

A.    confusión transitoria

B.    sin pérdida del conocimiento.

C.    resolución de los síntomas en < 15 minutos

 

Grado 2 (moderado)

 

Sistema de Cantu

 

A.    pérdida del conocimiento < 5 minutos o bien.

B.    amnesia postraumática > 30 minutos

 

Sistema de la AAN

 

Igual que grado 1, pero los síntomas duran > 15 minutos (sin pérdida del conocimiento) (amnesia postraumática es frecuente)

 

Grado 3 (grave)

 

Sistema de Cantu

 

A.    pérdida del conocimiento > 5 minutos o bien.

B.    amnesia postraumática > 24 horas

 

Sistema de la AAN

 

Cualquier tipo de disminución del estado consciente, sea breve (segundos) o prolongada.

 

La principal diferencia que existe entre estos dos sistemas se encuentra en el grado 2 en cuya descripción la Academia Americana de Neurología (ANN) excluye todo tipo de alteración el estado consciente. Algunos informes sugieren que estas alteraciones en sí mismas probablemente no sean un discriminador significativo, por ejemplo un estado de confusión prolongada de más de 30 minutos puede ser más nocivo que un desmayo de algunos segundos. La mayoría de los sistemas consideran que la conmoción cerebral es leve si hay un cambio en el sensorio pero no hay pérdida del conocimiento; no obstante difieren en lo que consideran “cambio en el sensorio”.

 

En la actualidad, no se cuenta con un fundamento científico que justifique recomendar un sistema en lugar de otro. Por lo tanto es conveniente elegir uno y emplearlo siempre (es probable que el sistema de la Academia Americana de Neurología (ANN) sea el más divulgado). Aún así, no se debe poner demasiado énfasis en la clasificación.

 

Pautas para retornar a la actividad deportiva posterior a una conmoción cerebral en el caso de los atletas:

 

No existe ningún sistema de pautas que haya sido sometido a una prueba rigurosa y cuya solidez se haya demostrado desde el punto de vista científico, pero se están llevando a cabo varios estudios clínicos sobre todo en Norteamérica y Cuba sobre el tema.

 

Independientemente del sistema que se emplee, una recomendación generalizada es que un jugador con síntomas no debe retornar a la competición.

 

Las contraindicaciones para que estos pacientes se reincorporen a la actividad son las siguientes:

 

  • Síntomas postconmocionales persistentes
  • Secuelas permanentes en el sistema nervioso central (SNC) a causa del traumatismo, como por ejemplo, demencia orgánica, hemiplejía, hemianopsia homónima.
  • Hidrocefalia.
  • Hemorragia subaracnoidea espontánea (HSA) de cualquier causa.
  • Alteraciones sintomáticas (neurológicas o dolorosas) relacionadas con el agujero occipital, por ejemplo, malformación de Arnold Chiari.

 

Se justifica cumplir con los períodos de espera recomendados tras conmociones cerebrales de grados 2 ó 3 debido a la probabilidad de que aumente la vulnerabilidad del cerebro a los daños después de haber sufrido una conmoción por la posibilidad de la aparición de un síndrome del segundo impacto.


Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924